Actualidad

LOS AMORTIGUADORES TAMBIÉN NECESITAN ATENCIÓN

Los amortiguadores y suspensiones, igual que muchas otras partes de nuestras bicis, también necesitan atención y revisiones, así que aquí está el tutorial de cómo le hice el mantenimiento al amortiguador Fox RP2 de mi anterior bici de doble suspensión, una Trek ExFuel 5.5.

Revisión amortiguador Fox

Como muchos vísteis, el amortiguador se me quedó sin aire en la V 3.0 de Hoyo hace una semana y poco, y era la segunda vez que le pasaba, lo que indicaba claramente que las tóricas estaban “tocadas”.

Tras preguntar por el coste de la reparación/mantenimiento, que oscilaba entre los 60-90 euros dependiendo de la tienda y de si lo hacían ellos o lo enviaban al servicio técnico, y ver que la bolsita de tóricas, bien la vendían cara (30 euros) o no la vendían…animado por un amigo que me facilitó un video-tutorial y una tienda inglesa donde las vendían con gastos de envío incluidos a unos 18-20 euros dependiendo del cambio libra-€, nos animamos ambos a hacer el pedido y probar a hacer el mantenimiento por nosotros mismos.

La bolsa de tóricas consta de 10 tóricas diferentes (de las que nos sobrará una grande) y un tubo de float fluid o aceite. Si queréis adquirirlas podéis hacerlo en el siguiente link: WWW.TFTUNEDSHOX.COM

Lo primero que hay que hacer antes de desmontar el amortiguador de la bici, es asegurarnos de quitarle todo el aire que pueda quedar dentro, esto es muy IMPORTANTE y dejarlo totalmente abierto (sin PROPEDAL ni bloqueo si lo tuviere). Una vez vacío, lo desmontamos de sus fijaciones, con una llave inglesa pequeña y una llave allen es suficiente para soltar los dos tornillos pasantes que lo sujetan al cuadro y vasculante.

Una vez tenemos el amortiguador suelto, nos volvemos a asegurar de que todo el aire está fuera MUY IMPORTANTE, pues ahora lo vamos a abrir y no queremos llevarnos ningún susto.

null

Para abrirlo, debemos saber que la carcasa del amortiguador, la que contiene el aire que insuflamos con nuestra bomba para amortiguadores, sale simplemente a rosca y se separa de esta forma del cuerpo del amortiguador, que mediante un empujón mas y tras un sonido como si descorcháramos una rica y fresquina botellina de sidra, podremos separarlo definitivamente del resto del amotiguador.

null

En la imagen anterior ya podemos ver algunas de las tóricas que deberemos cambiar, que con la ayuda de un objeto puntiagudo, como un destornillador plano pequeño, procederemos a sacar. En este momento sacamos estas 3 primeras, dos blancas y una negra en medio.

null

Ahora vamos a sacar una tórica negra y fina que se esconde en la parte más alta del amortiguador, donde se encuentra la palanca de propedal y rebote, pero por dentro, como vermos en la imagen.

null

Ya hemos sacado todas las tóricas del cuerpo del amortiguador, en total 4. Ahora pasamos a la carcasa. Lo primero es sacar el guardapolvos externo, que es la goma más gruesa que protege e impide que la suciedad entre en el amortiguador, y después retiramos las dos tóricas blancas y la negra que se encuentran en el interior y a las que accedemos tras haber sacado el dicho guardapolvos.

null
null

En total, hemos retirado 4 tóricas del cuerpo del amortiguador y 3 tóricas mas el guardapolvos de la carcasa, a ésto debemos sumar la tórica externa que se usa para la medición del SAG del amortiguador y la tórica grande que nos sobrará y que posiblemente sólo se use en algún modelo float concreto que no es ni el RP, ni el RP2, ni el RP3 ni el RP23…tal vez algún High module o algo así, está por descubrir 😉

En definitiva, aquí tenemos las 10 tóricas que vienen en la bolsa y que son inconfundibles pues son de distintos diámetros y tamaños y cada una va en un lugar, con lo que no es posible confundirlas.

El siguiente paso es limpiar a conciencia el amortiguador, con un paño de algodón, incluso acompañado de alcohol si es necesario, o con papel higiénico. Se debe limpiar a conciencia todo lo que tenemos a la vista, tanto el cuerpo como la carcasa del amortiguador, antes de proceder a colocar las nueva tóricas.

Una vez tenemos todo limpio, procedemos a hacer lo mismo que hemos hecho pero a la inversa, es decir, vamos colocando las tóricas que hemos ido quitando de la misma forma que las hemos sacado, pero ahora debemos utilizar el Float Fluid antes de montarlas, impregnándolas bien del mismo.

Las vamos colocando de nuevo cada una en su sitio (no pongo fotos porque son similares a las anteriores) primero en el cuerpo del amortiguador, después en la carcasa, colocando por último el guardapolvos nuevo.

Lo último que vamos a hacer una vez colocadas es echar un poco de Float Fluid por encima de las tóricas y con el mismo dedo esparcirlo, de manera que queden bien lubricadas todas ellas (no necesitan mucho con lo que nos sobrará bastante Float Fluid, que podemos guardar para hacer una limpieza y engrase dentro de unos meses)

Ahora vamos a hacer el proceso contrario al inicial, montar el amortiguador, que es tan fácil como su desmontaje. Metemos la carcasa con la rosca hacia la parte alta del amortiguador, y con un empujón conseguirmos que pase, aunque tiende a separarse de la cabeza de amortiguador bajando.

Para poder roscarla, primero debemos girar el dial para que el rebote sea el más lento y después, apoyándonos en el suelo presionamos desde arriba el amortiguador para que se contraiga y a la vez tiramos de la carcasa hacia arriba para juntarla a la cabeza del amortiguador y de esta forma poder roscarla.

Una vez roscada, nos aseguramos que está bien cerrado, colocamos la tórica de medición del SAG Y LISTO!!!! ya hemos hecho el mantenimiento a nuestro amortiguador FOX RP2 y nos hemos ahorrado entre 50 y 70 euros.

null

Sólo nos queda volver a montarlo en nuestra bike, meterle el aire con la presión que cada uno suele utilizar por peso, gusto o capricho y a hacer el cabra!!!!

Un último apunte, a pesar de que ya se puede volver a utilizar, se recomienda dejar en observación y
volver a comprobar la presión a las 24 horas para evitar un mal montaje, fugas o tóricas defectuosas.

En el siguiente enlace que os pongo, podéis ver en imágenes el proceso explicado completo de forma gráfica, es un vídeo del canal de FOX en Youtube, veréis como no es difícil: MANTENIMIENTO AMORTIGUADORES FOX FLOAT

4 Responses to "LOS AMORTIGUADORES TAMBIÉN NECESITAN ATENCIÓN"

Publicar un comentario

Publicidad