Actualidad

El SAG, nuestro aliado para ajustar nuestras suspensiones

El SAG o prehundimiento en nuestras suspensiones, horquilla o amortiguador, es el anglicismo utilizado para denominar al hundimiento de las barras de la suspensión en las botellas de la horquilla por nuestro peso corporal al subirnos en nuestra bici.

SAG

Este prehundimiento, supone un recorrido negativo que jugará a nuestro favor cuando haya irregularidades en el terreno, de manera que haga salir las barras de las botellas manteniendo la rueda pegada a la superficie por la que estamos rodando, minimizando la percepción de los baches y agujeros del terreno.

Ya sabemos lo que es el SAG pero, ¿cómo mido lo mido, qué referencias tomo y cómo compruebo que es correcto?

Pues muy fácil, para medir el SAG de nuestras suspensiones, sea horquilla o amortiguador y para suspensiones de aire, se realiza de la siguiente manera.

Se utiliza de referencia la goma que traen las horquillas en una de las barras, o se coloca una brida en ésta, y se ajusta a la boca de la botella.

Una vez hecho ésto, el siguiente paso es subirse a la bici con cuidado, intentando que la horquilla y amortiguador no se hundan por la presión por fuerza, si no simplemente por el peso corporal de la persona que se suba, de manera que una vez sentado sobre la bici, con los pies en los pedales y en posición vertical, si es necesario levemente apoyado en una pared pero sin quitar peso de la bici, y nos volvemos a bajar, con cuidado de no hundir por fuerza o apoyo las suspensiones nuevamente.

En este momento se mide la distancia del inicio de entrada de las barras en las botellas de la horquilla o cuerpo del amortiguador, donde habíamos ajustado la goma o brida usadas, hasta el lugar al que se ha desplazado ésta. Este espacio es el prehundimiento o SAG.

Lo que se busca habitualmente es un prehundimiento de entorno al 20% a 25% aproximadamente si es una horquilla orientada a rally y de entre el 25% al 30% si buscas un comportamiento más para all mountain, con lo que sólo te queda jugar con el aire de las cámaras de tu horquilla o amortiguador quitando o metiendolo hasta que encuentres el SAG adecuado.

Pero claro, como para todo…¡sobre gustos…colores!, así que nadie mejor que tú mismo para ajustar tu propio SAG en función de tus gustos y preferencias en el comportamiento de tu horquilla.

Tags: , , , ,

1 Response to "El SAG, nuestro aliado para ajustar nuestras suspensiones"

  • JRB says:
Publicar un comentario

Publicidad